Usada como un acompañamiento en el desayuno. La miel es conocida como uno de los alimentos más ricos para acompañar postres, y al tratarse de un endulzante natural, la gente lo usa como endulzante. Pero como en todo, cualquier alimento, por más sano que sea,  puede perjudicarnos si lo consumimos en cantidades excesivas.

Aunque se trata de algo natural, la miel contiene altos niveles de fructuosa. Esta se encuentra también en el azúcar de mesa, aunque la miel la tiene en menores cantidades, ya que sólo representa el 38% de su composición. Es por esto que la gente puede aumentar de peso si consume demasiado este endulzante.

Pero son más los beneficios para la salud si se le usa sólo como acompañante de los alimentos, y no todos los días en grandes cantidades. Aquí algunos de ellos:

  • Normaliza los niveles de colesterol, ya que no contiene nada de esto, en caso de que se desee combatir el colesterol dañino, la miel es una buena opción.
  • Contiene muchos minerales como potasio, calcio, magnesio y el fósforo, vitaminas del grupo B y vitamina C
  • Mejora la memoria al tener antioxidantes que ayudan a la relajación del organismo y a disminuir el estrés. También contiene calcio, el cual es absorbido por el cerebro para  mejorar su
  • Tiene funciones parecidas a la fibra una vez que llega nuestro sistema digestivo. Esto es posible gracias a que contiene fructooligosacáridos. Además tienen un ligero efecto de laxantes.

En algunos grupos de personas es rechazada por culpa de la fructuosa que tiene, pero en este caso pesan más las bondades que la miel le da a nuestra salud. Si se consume con moderación durante el desayuno,  que es donde se come normalmente,  se podrá gozar de un buen complemento en nuestra alimentación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *