Puede parecer sencillo pensar que solamente la actividad física intensa puede agotar el cuerpo, pero no solamente es equivocado, sino que se corresponde con un tema que muy poca gente conoce al punto en que no encuentran las razones por las que se sienten cansadas durante el resto del día:  “¡Pero si no he forzado mi cuerpo!“, es lo que mucha gente piensa cuando estos reacciones se proyectan en el rendimiento diario. Esto es porque aunque muchos piensen que sólo es una cuestión física,  la realidad es que la actividad mental está muy relacionada con el desgaste del resto del cuerpo, por lo que aquí te explicaremos cómo influyen tus esfuerzos mentales en tu vida cotidiana.

El objetivo en este caso es exponer como la multitarea puede provocar que no terminemos de rendir completamente en las metas que nos proponemos cumplir diario, tanto en el ámbito intelectual como en el físico También queremos que sepas que puedes enfrentar varios proyectos, pero con ciertas medidas

Un estudio publicado por la revista Sport Medicine comprobó que las esfuerzos mentales que hacemos en tareas que no exigen una reacción física concreta si pueden afectar en otras que si lo contemplen, como el salir a correr, jugar un partido o hacer rutinas cardiovasculares.

Ante esto no debe confundirse el agotamiento mental, con la fatiga mental, ya que el primero surge del estrés y las preocupaciones a las que la gente se enfrenta todos los días, además de ser más crónico; mientras tanto el segundo caso se da luego de actividades que requieran demasiado esfuerzo mental, que termina en una dificultad por hacer otras tareas.

Si tienes una vida en la que afrontas varios tareas porque el trabajo que tienes así lo exige, entonces hay algunas recomendaciones que puedes seguir, especialmente si tienes proyectos personales que tengas el deseo de realizar:

Separa los proyectos personales que tengas en unidades; es decir que si tienes tres proyectos pendientes, dedica una semana o dos (depende del tiempo que exige la tarea) a terminar uno de ellos; una vez terminado con este proyecto puedes comenzar con el siguiente, de esta manera te liberas de presión y estrés mental.

Prémiate luego de haber terminado una tarea, puede ser algún producto barato que sea de tu agrada o un bocadillo que gustes consumir como postre o botana.

Si tienes algún otro hobbie que haga que te distraigas y que te quite energía mental, entonces es recomendable hacerlas luego de haber terminado un bloque de tiempo de la otra actividad que necesitas concretar por motivos profesionales; esto debido a que la satisfacción y la tranquilidad de haber terminado una labor importante para luego darle tiempo a otra más satisfactoria, termina por hacernos sentir tranquilos con nosotros mismos.

A veces sobre estimamos lo que podemos hacer en un mes y subestimamos lo que podemos lograr en 6 meses. Dale a cada cosa su tiempo y cumplirás tus metas con mejores resultados para ti.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *