Se dice que esta generación pertenece a los nacidos a mediados de los 90´s y finales de los 2000´s. Algunos de ellos ya están en la universidad y algunos se encuentran en la etapa de la adolescencia. Pero si algo los distingue es su cercanía con las nuevas tecnologías, las que han facilitado su acceso a la información. Esto ha hecho que su forma de aprender cambie, por lo que es natural que el sector de la educación se haya visto afectado. Es cuestión de tiempo para que la generación z se meta de lleno en la labor social.

Si algo se sabe de sobra de ellos, es que aprovechan  mucho las nuevas tecnologías para su aprendizaje. El material multimedia y los documentos digitalizados, son parte importante de su rutina de aprendizaje. Pero es que no sólo buscan la teoría para cubrir sus necesidades de aprendizaje. Un estudio de Barnes and Noble College mostró que ellos necesitan llevar a la práctica todo lo que descubren en internet de una manera más rápida y hasta impaciente. Esto hace que muchos rechacen el aprendizaje excesivo en aulas de clase,  ya que no les permite la práctica inmediata.

Disfrutan de un ambiente donde se colabora con discusiones y trabajo en equipo para adquirir conocimiento sobre algún tema. Les gusta aprender cosas que no sabían que existían, incluso si se trata de algo que ya exploran. Muchos declaran que aprenden mejor durante la práctica y algunos que aprender mejor escuchando. Esto apoya la idea de la adquisición de ideas mediante la tecnología y el deseo de llevarlo a la práctica tan pronto como han conocido de un tema concreto de su interés.

La manera en la que descubren sus intereses se ve afectada cuando sus influencias e inspiraciones no sólo están en un aula de clases, sino en lo que se encuentran en la web. Se sabe que nace en ellos la idea de emprender desde temprana edad; esto gracias a que conocen muy bien lo que pasa en el mundo que les rodea sobre temas como la música, política, negocios, etc., Nuevamente, gracias a la facilidad que tienen para acceder a la información.

La educación también podría estar en el camino de emprendimiento de estas personas. Ya que si desde sus etapas educativas iniciales, gustan de ser partícipes de la construcción del ambiente de aprendizaje, entonces la aplicación de la misma puede cambiar cuando los miembros más jóvenes de esta generación entren de lleno en este campo profesional.

Todos estos hechos contradicen las afirmaciones que aseguran que las tecnologías limitan la manera en la que la gente se acerca a los demás y a la práctica colaborativa en la educación.  La generación Z usa las herramientas modernas para colaborar con sus compañeros de clases, o gente que conoce.

Este nuevo grupo de la sociedad está reforzando las tendencias que ya habían sonado con fuerza años atrás. Si las nuevas tecnologías se hicieron para simplificar la vida de la gente, con esto se demuestra que esa facilidad puede ayudar a mejorar las condiciones del aprendizaje particular y cohesionado en las nuevas generaciones. En un futuro  esto facilitará también las relaciones que la gente tendrá en sus contextos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *